Shopping cart
$0.00

Risotto de setas shimeji y trufa negra

Ingredientes:

  • 1 chalota grande
  • 200g de setas shimeji
  • sal
  • 350g arroz arborio
  • 8 tomates secos
  • 200g vino blanco
  • 1 ramita de tomillo fresco
  • pimienta negra
  • pizca de nuez moscada recién rallada
  • 1.2 litros de caldo de verduras
  • 20g de mantequilla
  • 60g de parmesano
  • 30g de trufa negra
  • aceite de oliva extra virgen

Elaboración:

  1. Pela la chalota y pícala en brunoise.
  2. Limpia las setas shimeji, no hace falta cortarlas a no ser que sean muy largas.
  3. Prepara el arroz para risotto, puede ser el baldo u otra de las variedades adecuadas.
  4. Corta los tomates secos en tiras no muy finas.
  5. Prepara el vaso de vino, la ramita de tomillo (puedes poner un par si quieres que quede más aromatizado) y las especias.
  6. Pon el caldo en una jarra apta para microondas para calentarlo, o si lo prefieres, caliéntalo en un cazo al fuego.
  7. Prepara la mantequilla, ralla el queso parmesano y limpia la trufa negra fresca (si no tuvieras, no la sustituyas por nada, el risotto quedará igualmente rico).
  8. Pon en una cazuela un chorro de aceite de oliva virgen extra y pocha la chalota con una pizca de sal a fuego medio.
  9. Cuando esté tierna, antes de que empiece a dorar, añade las setas shimeji, salpimenta y rehoga unos minutos.
  10. Añade entonces el arroz y rehoga para nacararlo. A continuación añade el tomate seco y el vino blanco, cocina hasta que el vino se evapore.
  11. Entonces añade el tomillo, la pimienta y la nuez moscada, mezcla y empieza a añadir el caldo caliente poco a poco, puedes añadir un cucharón o un vaso, o directamente un chorro.
  12. Mueve de vez en cuando para que el arroz vaya soltando almidón y quede cremoso, cuando haya absorbido el primer cucharón de caldo, añade el siguiente y así hasta terminar.
  13. La cantidad de caldo necesario es orientativo, puede ser suficiente con un poco menos, pero no debe quedar un arroz muy pastoso.
  14. Cuando añadas el último cucharón de caldo, añade también el queso rallado reservando un poco para el emplatado, y añade también la mantequilla (opcional), para mantecar el risotto.
  15. Añade también unas láminas de trufa negra recién cortadas.
  16. Mueve con la espátula hasta que esté casi en su punto, pues mientras preparas los platos y sirves, el arroz sigue absorbiendo líquido.

Fuente: Gastronomía y Cía

Ingredienta Recetario2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior
Unadon – Anguila con Arroz
Siguiente
Sopa Udon Vegana